Sawadee
Moda

SALVATORE FERRAGAMO | Uomo, un viaje en el tiempo hacia el futuro

El tercer capítulo de la franquicia de UOMO de Salvatore Ferragamo habla de Florencia en el futuro, en la que un hombre audaz y ambicioso rearma su personalidad fuerte y el estilo sin igual y eterno de Salvatore Ferragamo.

La historia del hombre Ferragamo y de la nueva fragancia se sitúa en la Florencia del año 2127, una fecha que simboliza los 200 años exactos luego del viaje que trajo a Salvatore Ferragamo de vuelta de California a la Toscana, donde había comenzado a construir el éxito de su marca.

– Adv Sawadee –





En esta visión futurística, hay tres hombres diferentes que compiten en una carrera de Ferragamo. En un circuito urbano lleno de retos, las botellas de UOMO Salvatore Ferragamo se convierten en vehículos de carreras, mientras que las luces futurísticas y las alternaciones de claroscuros enfatizan el efecto de la velocidad y de los acabados de cada frasco, en una combinación continua de realidad y fantasía.

UOMO Salvatore Ferragamo Signature

El perfumista Alberto Morillas interpreta este viaje con la creación de una fragancia más oscura que deja una sensación prolongada, rica e intrépida, acompañada de notas de cuero que traen recuerdos de la tradición orentina, así como de la sensualidad moderna, gracias a la oscuridad del café y del haba tonka.

UOMO Salvatore Ferragamo abre con la frescura estremecedora del cítrico italiano, que nos rememora las salvajes tierras de Calabria; mientras que las esencias de toronja y mandarina se galvanizan con el dinámico falso pimentero. La elegancia de la madera rústica continúa en el corazón de la fragancia, que cobra forma con el característico ciprés y la intensidad del cardamomo y de la canela. Profundo y oscuro, las notas del haba tonka, el café, el pachulí y del cuero se mezclan en el secado para otorgarle el toque nal al arquetipo de la masculinidad italiana.

Al distintivo frasco UOMO Salvatore Ferragamo lo recubre un sosticado acabado completamente negro mate que evoca la elegancia clásica de un traje de la firma. Grabado en el cristal de ambos lados, vemos el logo histórico Ferragamo que fue diseñado por el pintor futurista Lucio Venna en 1930, como un recordatorio del vínculo que la marca siempre ha tenido con el arte.

#CATCHTHESIGNATURE